Otro pedido más del establishment industrial y financiero.
Unos de los primeros temas que se instaló en la agenda presidencial, ni bien asumió el presidente Macri, fue la necesidad de una reforma inmediata al actual sistema de riesgos del trabajo y para más adelante una reforma laboral que en la actualidad está cada vez más débil por no decir que está herida de muerte.
En las vísperas del tratamiento legislativo a la última reforma al sistema de riesgos del trabajo desde diversos medios de comunicación se empezó a hablar de la mafia de los juicios laborales y de su peligrosidad para el sistema industrial y por ende para la generación de empleo. El propósito siempre fue claro y era el de hacer creer a la sociedad que los trabajadores son seres codiciosos y psicópatas que de manera intencional se lesionan o enferman con el solo interés de cobrar una indemnización.

Este escenario que armaron los grandes grupos económicos es bien explicado en una conocida frase de Noam Chomsky: “Para los poderosos, los crímenes son los que otros cometen”.
Pero esta urgencia reformista jamás respondió a causas relacionadas al desempleo, la inflación, la pobreza ni a nada que se le parezca. Fue a causa de un pedido concreto de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART). Tanto la UIA como la UART tuvieron de vocero al arquitecto legal de las últimas reformas a dicho sistema (Tanto en épocas kirchneristas como macristas) el Dr. Daniel Funes de Rioja.
El propósito de la última reforma al sistema de riesgos del trabajo fue el mismo que persiguió todas las reformas laborales de los últimos 40 años: Desproteger al trabajador, proteger las ganancias de los empresarios y poner palos en la rueda al obrero al momento de hacer el reclamo judicial. 

Con clara reflexión y contundencia resume está dinámica reformista el Dr. Ricardo Cornaglia en su artículo “El riesgo de mentiras contra los trabajadores” (2017): “El ataque está dirigido a la falsa construcción cultural denominada la industria del juicio y la supuesta litigiosidad que involucra. Un concepto ya instalado en el imaginario argentino, por sucesivos gobiernos y con apoyo manifiesto de sectores de la doctrina, y de importantes medios de comunicación masiva, que terminan generando un intencionado y falso prejuicio contra la justicia laboral y también contra los abogados que se ganan el sustento representando a los asalariados”.

 

El apoyo mediático y financiero de algunos millonarios.
Fueron varios los diarios (Clarín, La Nación, Cronista Comercial, Ámbito Financiero, entre otros), portales de internet (Infobae y Bae Negocios), noticieros (Noticieros de América 2, A24 y TN) y demás programas de televisión que instalaron el tema en la sociedad (Intratables y Animales Sueltos, por ejemplo).
Dichos medios, no solo lo mediatizaron hasta el cansancio, sino que respaldaron y desinformaron a la sociedad sobre la necesidad de tales reformas. 
No resulta sospechoso que uno de los multimedios que más sobredimensionó el tema sobre las diferentes reformas pretendidas por el actual gobierno de Cambiemos haya sido el Grupo América cuyos dueños son los empresarios Vila, Manzano y Belocopitt. Es de público conocimiento que dicho multimedio hizo aportes económicos a la campaña presidencial de Cambiemos. 
El empresario Claudio Belocopitt es dueño del Grupo Swiss Medical (El cual maneja SMG ART) sino que también es dueño del 40% de Canal América 2, A24 y Radio La Red. En junio de éste año la revista Forbes Agentina realizó una entrevista a Belocopitt en la cual éste comparte una soberbia frase: “Con Macri, mi empresa vale más”. 
Ahora dicho todo esto cualquier persona puede darse cuenta porque llamativamente en programas de buen rating tales como “Intratables” o “Animales Sueltos” hablaron hasta el hartazgo sobre las mafias de los juicios laborales, de la necesidad de reformas laborales, de lo temerarios que son algunos trabajadores al momento de prestar sus labores, entre otros. 
Otro dato de color es que el empresario Claudio Belocopitt se ubica en el puesto 18 de la revista Forbes con un patrimonio de US$ 1.000 millones. El ranking al que hacemos alusión se refiere a los hombres más ricos de la Argentina.
Otro de los grupos empresarios que no podía quedarse afuera del financiamiento de la campaña presidencial de Cambiemos fue el Grupo Werthein, el cual posee el 100% del capital de Experta ART y también posee el 62,5% de La Estrella S.A. Compañía de Seguros de Retiro (Seguro de Retiro Colectivo para Empleados de Comercio). 
En la actualidad Experta ART está siendo beneficiada por un fallo de la sala II de la Cámara Contencioso Administrativo Federal que resolvió un conflicto de competencia a favor de ésta aseguradora. En dicha resolución decidió que los amparos presentados contra la última reforma al sistema de riesgos del trabajo deben ser resueltas por la justicia Contencioso Administrativo y no por los jueces de la Justicia Nacional del Trabajo. No es extraña dicha resolución teniendo en cuenta que la justicia Contencioso Administrativo es siempre funcional al gobierno de turno.
Según la revista Forbes la familia Werthein ocupa el 6º puesto de las familias más ricas de la Argentina con un patrimonio de US$ 2.300 millones.

Por los pasillos de los juzgados laborales resuena con bastante fastidio el nombre de Experta ART ya que en el último tiempo dicha A.R.T delineo una estrategia de defensa bien agresiva con los estudios jurídicos que los representa. Es de público conocimiento que uno de sus estudios jurídicos externos contrató a una agencia de investigaciones que se dedica espiar los perfiles de Facebook de los trabajadores que le iniciaron un juicio con el objetivo de lograr alguna ventaja dentro del expediente.

Otro millonario dentro de la lista Forbes es Julio Alfredo Fraomeni. A pesar de que no existe información que indique que éste empresario hizo aportes a la campaña de Cambiemos también aparece en la lista de Forbes.
El Dr. Julio Alfredo Fraomeni es dueño de Galeno ART y ocupa el puesto 29 en la lista Forbes con un patrimonio de US$ 730 millones. Al parecer, Fraomeni quiere seguir los pasos de Belocopitt y quiere comprar el canal de noticias C5N. A través del estudio jurídico que lo representa (Estudio Kaploean) hizo una presentación ante el juzgado comercial del juez Javier Cosentino que tiene a su cargo el concurso de acreedores del grupo dueño de dicha señal.
Como puede apreciarse el primer triunfo fue para las ART y a éste triunfo no solo contribuyeron los diversos medios de comunicación sino que tuvieron participación gran parte de los legisladores del congreso (Oficialistas y oposición) y la CGT.

Pero como no todo puede lograrse en la vida de las personas, las corporaciones tampoco pueden escapar a ésta máxima divina. 

Por ahora el establishment industrial y financiero logró reformar el sistema de riesgos de trabajo, pero debido a la constante caída de la imagen presidencial la reforma laboral empezó a perder vigencia en la agenda mediática y presidencial. Hasta el momento parece no lograr consenso para ser tratada en el Congreso de la Nación.

Más difícil será para el gobierno el tratamiento de dicho proyecto durante el 2019 ya que es un año electoral y ya se sabe que todo manual de política pragmática aconseja no tocar temas sensibles cerca de una elección. 

 

Teoría de la fijación de la agenda.
Toda esta cuestión de cómo los medios de comunicación y formadores de opinión instalan temas y manipulan la opinión de los integrantes la sociedad fue investigada a finales de los años 60 en Estados Unidos y se la denominó “Teoría de la fijación de la agenda” (Agenda Setting). 
Ésta teoría explica la gran influencia que tienen los medios masivos de comunicación para influir en la opinión del público. Estos medios de comunicación no solo seleccionan (Con el acuerdo del gobierno de turno) los temas que deben instalarse en las discusiones sociales, sino también el tiempo que debe durar su discusión y la opinión que debe internalizarse en la mente del público. 
Esta agenda hace acuerdos con los medios para definir qué publicar y que no. Y hasta se define de antemano cómo decirlo y cuantas veces en el día. Lo que no entra en la agenda de los medios no existe, los temas que se seleccionan y que se exponen en los medios comunicaciones afectan a gran parte de la percepción que tiene el público respecto de esos asuntos formando de esa manera una opinión social que en la mayoría de los casos es totalmente errada. Cuando más grande es la mentira más fácil es dominar a la masa social.
Los pocos y grandes medios en la Argentina ofrecen estos servicios y siempre están alineados a intereses particulares y otras veces a intereses funcionales.
Algunos especialistas en comunicación social y sociólogos consideran que con la llegada del Internet y la proliferación de los medios independientes un sinnúmero de personas que difícilmente podían reflexionar los temas omitidos por la Agenda Establecida han logrado formar un propio criterio gracias a la libertad que existe en la búsqueda de información.  Pero éstos especialistas olvidan que detrás de internet se esconden trampas tales como los algoritmos y macrodatos que hacen pensar al usuario que encontró lo que buscaba cuando en realidad fue llevado a una información que encontró de manera inducida. Esto lo demuestra el escándalo de Facebook con Cambridge Analytica hace poco tiempo atrás.

LA INSTALACIÓN MEDIÁTICA DE LA MENTIRA DE LAS MAFIAS DE LOS LABORALISTAS.

RIESGOS DEL TRABAJO
20/05/2018
La contraofensiva de los principales grupos empresarios siempre se instrumentó a traves de reformas legislativas, pero en los últimos tiempos se empezó a utilizar la herramienta mediática para instalar debates que generen una necesidad en la sociedad y de esa manera poder implementar políticas que sean vistas como necesarias. 
Nahuel Altieri - Laboralista
www.altierilegal.com.ar